martes, 27 de septiembre de 2016

Mimetismo de alcaravan

A veces suelo calificar al alcaraván como un auténtico maestro del camuflaje. Al igual que otras aves esteparias, el alcaraván cuenta con un plumaje críptico que le ayuda a pasar muy desapercibido en los entornos abiertos donde vive.
 
 
Este ave esteparia emparentada con las limícolas y de hábitos nocturnos ha llevado una serie de adaptaciones al extremo, solo con mirarla es suficiente para darse cuenta de algunos detalles como sus grandes ojos amarillos que sugieren un marcado comportamiento crepuscular y nocturno, grandes ojos situados en una posición que le otorgan un amplio campo visual necesario para divisar a tiempo a sus depredadores y poder controlar un especio lo suficientemente amplio como para no necesitar hacer movimientos que delatarían su presencia.
 
Si nos fijamos en el plumaje del dorso, veremos su franja alar más pálida que le ayuda a hacerse visible en vuelo pero le sirve a disimular su silueta cuando se encuentra posado y necesita pasar desapercibido.
 
Si tenemos oportunidad de ver de cerca las patas amarillas de un alcaraván, o ver sus huellas marcadas en un camino seco y polvoriento, veremos que solo cuenta con tres dedos algo gruesos que les permite desenvolverse con rapidez en terrenos duros y normalmente secos, una adaptación que comparte con otras esteparias como la avutarda, el sisón o las gangas ¿para que iba a necesitar un cuarto dedo un ave tan terrestre y esteparia que nunca se posa en lugares elevados?
 
Al observarlo caminar, quizás algo que llama la atención sean sus patas amarillentas, ya que lo que es su cuerpo se funde a la perfección con el terreno en el que se mueve, además es un ave que al caminar apenas hace movimientos con su cuerpo, llevándolo como rígido mientras da cortas carreras de varios metros, lo que le ayuda a pasar desapercibido. En caso de presentase alguna amenaza, como un depredador o hubiera presencia humana, se agachará inmediatamente flexionando sus patas que quedan tapadas con su cuerpo y quedando inmóvil para no ser visto. Eso explica que a veces cuando observamos un alcaraván, montamos el telescopio y cuando vamos a mirar, el alcaraván ha desaparecido como si se lo tragase la tierra, lo más probable es que se haya dado una de sus pequeñas carreras y se haya agachado, es entonces cuando toca buscarlo con calma a través del telescopio, buscando el amarillo de un ojo o alguna silueta que se parezca, para complicarlo aún más, es frecuente que dejen sus ojos casi cerrados de esta forma ellos ven pero no son vistos.
 
A continuación unas fotos de un alcaraván agachado en el suelo, con esto nos podemos hacer una idea de lo complicado que puede llegar a ser encontrarlo y mostrarlo en ocasiones.
 


lunes, 26 de septiembre de 2016

Reportaje fotográfico: Viaje ornitológico por el estrecho de Gibraltar y norte de Marruecos

Foto de grupo con todos los participantes en el viaje.
Entre el 6 y el 13 de Septiembre he estado guiando junto a Jose J.Saiz, de Boletas Birdwatching Centre (www.boletas.org) un viaje ornitológico en el Estrecho de Gibraltar y Norte de Marruecos. El enfoque principal del viaje era observar la migración, tanto de aves planeadoras (rapaces y cigüeñas) a través del Estrecho de Gibraltar, como visitar los diferentes hábitats y zonas de mayor interés ornitológico que hay en el Estrecho  entre los que se pueden encontrar zonas forestales de alcornocal, zonas de acantilados costeros para divisar aves marinas, así como  áreas abiertas y de cultivo, como la Janda.
En Marruecos le dimos un enfoque prioritario a las especialidades del norte de Marruecos, como la lechuza mora, el vencejo moro, tórtola senegalesa o focha moruna además del interesante paso migratorio de limícolas a través de los diferentes humedales costeros del norte de Marruecos.
Próximamente estará disponible la lista resumen con todas las aves observadas a lo largo del viaje, mientras tanto si pulsáis en la etiqueta <> , podreis ver las diferentes entradas que he estado publicando sobre algunas observaciones realizadas durante este viaje.
Panorámica de Tarifa.

Abejero europeo (Pernis apivorus), hembra.

Abejero europeo (Pernis apivorus), macho.

Aguilucho cenizo (Cyrcus pygargus), hembra adulta con marcas alares.

Aguilucho cenizo (Cyrcus pygargus), hembra adulta con marcas alares.

Alcaudón real o meridional (Lanius meridionalis algeriensis). Merdja Zerga (Marruecos). Los alcaudones reales de observados en Marruecos corresponden a la subespecie "algeriensis" que es la subespecie que está presente principalmente en las zonas costeras del noroeste de Marruecos.

Alcaudón real o meridional (Lanius meridionalis algeriensis). Merdja Zerga (Marruecos).

Alcaudón real o meridional (Lanius meridionalis algeriensis). Merdja Zerga (Marruecos).

Marismas del Barbate, una interesante combinación de flamencos, gaviotas y limícolas.

Grupo de cigüeñas negras en migración.

Grupo de cigüeñas negras en migración.

Grupo de cigüeñas negras en migración.

Escribano sahariano (Emberiza sahari), hembra en Larache.

Escribano sahariano (Emberiza sahari), joven volandero en Larache.

Escribano sahariano (Emberiza sahari), macho en Larache.


Observando aves marinas desde el faro de Punta Camarinal

Observando al avión de pantano (Riparia paludícola).Marruecos.

Observando al avión de pantano (Riparia paludícola).Marruecos.

Ibis eremita (Geronticus eremita). Observado en Barbate (Cadiz).





Búho moro (Asio capensis tingitanus).

Búho moro (Asio capensis tingitanus).

Búho moro (Asio capensis tingitanus).


Búho moro (Asio capensis tingitanus).




Moulay Bousselham (Marruecos).

Observando aves en la Laguna de Merja Zerga (Marruecos).

Observando aves en la Laguna de Merja Zerga (Marruecos).



Merja Zerga, una interesante concentración de aves. Con gaviotas picofinas, agujas colipintas, zarapitos trinadores y ostreros.

Gaviota sombría, gaviota patiamarilla y charrán patinegro.



Pagaza piquirroja (Hydroprogne caspia) en Merja Zerga.

Vista de la ciudad de Tanger desde el Ferry.

Tórtola senegalesa (Streptopelia senegalensis).

Tórtola senegalesa (Streptopelia senegalensis).

Vencejo moro (Apus affinis) en Larache (Marruecos).
 


Vencejo moro (Apus affinis) en Larache (Marruecos).

Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) en Merdja Bargha (Marruecos).

Moritos (Plegadis falcinellus), en la Janda.