lunes, 16 de junio de 2014

Primer Festival "Mical de Trujillo".


Durante los días 6, 7 y 8 de Junio se celebró en Trujillo un festival ornitológico dedicado al cernícalo primilla, un festival donde tuve la ocasión de participar guiando algunas de las rutas ornitológicas que se programaron y atendiendo un punto de observación de aves en la Plaza Mayor de Trujillo.
El cernícalo primilla, ese pequeño “halcón urbano” que habita en buen número en el interior de la  ciudad y busca su alimento, principalmente insectos que captura  en los campos de su entorno, pasa junto a nosotros varios meses, marchándose tras la cría hacia sus zonas de invernada en tierras africanas.
 
El I Festival del Mical de Trujillo, toma el nombre local con el que los trujillanos conocen al cernícalo primilla, algo que nos muestra que esta hermosa  rapaz,  nunca pasó desapercibida en Trujillo ni en muchos lugares de Extremadura donde son muchas las generaciones que han tenido por vecino al “Mical” el pequeño halcón de los tejados.
Pareja de cernícalos primillas, el macho a la izquierda y la hembra a la derecha.

 
Cernícalo primilla, un macho fotografiado sobre el tejado de la plaza de toros.
 
Una de las mejores experiencias del festival, fue hablar  con  personas de todas las edades que se acercaron hasta el puesto de observación  montado en la Plaza Mayor de Trujillo, al hablar con los más mayores era realmente interesante comprobar la cantidad y diversidad de historias sobre el primilla, que nos recuerdan que el Mical ha estado  muy presente en la  infancia de muchos trujillanos. Muy gratificante también fue el comprobar el interés que ha despertado el algunos  niños que se acercaban al puesto de observación para mirar a través del telescopio y apuntarse a las excursiones ornitológicas, algunos de ellos llegaron a apuntarse a varias excursiones y acudían cada tarde a coger los prismáticos y dedicarse a la observación de aves, creo que la experiencia les ayudará a disfrutar más de la rica comunidad de aves de Trujillo y su entorno.
El puesto de observación de la plaza mayor nos aportó excelentes observaciones de cernícalos primillas que iban y venían de las zonas de alimentación, se les veía salir en parejas o en pequeños grupos, siempre en la misma dirección, hacia zonas abiertas del berrocal donde encuentran una amplia variedad de presas entre las que predominan los grandes insectos. Era un comportamiento realmente interesante, ya que debido a la presencia de pollos de corta en los nidos, los viajes de ida y vuelta se multiplican ofreciéndonos un bonito espectáculo de primillas que van y vienen pero a la vez entretenido, ya que cada vez que veíamos que los primillas pasaban sobre la plaza, enfocábamos nuestros prismáticos para tratar de reconocer el tipo de presa que transportaban, si eran machos, hembras o su plumaje presentaba algún detalle especial .
Jóvenes cigüeñas blancas en un nido de la Torre del Alfiler
Tampoco podemos olvidarnos de las cigüeñas blancas, un auténtico emblema vivo de los pueblos y ciudades de Extremadura, estas parece que están teniendo un buen año, ya que se observaban numerosos nidos con tres pollos, la mayoría de ellos muy crecidos y emplumados se dedicaban a ejercitar sus alas preparándose para sus primeros vuelos, mientras los adultos les visitaban con cierta frecuencia y les regurgitaban grandes cantidades de insectos. O lo entretenido que resulta observar a las grajillas en sus colonias en la iglesia de San Martin o posadas en el Palacio de la Conquista, donde pasaban el tiempo tranquilas hasta que algún milano o águila calzada pasada volando cerca de los tejados y se agrupaban en ruidosas bandadas para incomodar a la rapaz.


Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), fotografiado en la Plaza Mayor de Trujillo.



Durante el festival, también hubo tiempo para explicar a los asistentes las diferencias entre las diferentes especies de hirundínidos como la golondrina común, golondrina daurica, avión común y avión roquero, así como los diferentes tipos de nidos de barro que construye cada una de las especies. Todas ellas habitan en el interior de Trujillo y fue posible observarles tanto desde el puesto de observación como en las rutas guiadas.
Tampoco nos podemos olvidar de los vencejos, que como auténticos maestros del aire nos hicieron disfrutar con su observación, todas las tardes se podían ver grupos volando a gran velocidad y persiguiéndose a lo largo de estrechas calles, eran principalmente vencejos comunes, pero también se observan algunos pálidos.
 
Durante las rutas guiadas tuvimos la ocasión de visitar lugares de gran importancia para el cernícalo primilla como la plaza de toros o los Silos, también se hicieron recorridos ornitológicos por la zona de intramuros para conocer la rica comunidad de aves urbanas que se pueden observar en Trujillo y también, una ruta más larga por el berrocal, donde pudimos observar al cernícalo primilla en sus áreas de alimentación, buscando insectos con su característico cernido.
 

 
Grupo de cernícalos primilla sobre el tejado de la plaza de toros. La plaza de toros de Trujillo fue uno de los lugares que visitamos con las rutas guiadas que se realizaron con motivo del festival, por ser el edificio que acoge un mayor número de parejas en Trujillo- 
 
Cada uno de los días, se observaron diferentes especies de paseriformes, desde el colirrojo tizón que cada mañana cantaba desde lo alto de una de las antenas de una casa de la plaza mayor, pasando por otras especies presentes en zonas arboladas y de jardines como jilgueros, verdecillos, verderones o propias de zonas de matorral del berrocal , como las currucas cabecinegras.
Este festival también ha contado con un variado programa de actividades, desde charlas y salidas ornitológicas con colegios, una exposición de arte realacionado con la ornitología o unas jornadas técnicas  donde hubo diferentes intervenciones relacionadas con la especie protagonista de este evento. Algunas de las intervenciones fueron realmente interesantes, una de ellas sobre  los proyectos de conservación y educación ambiental desarrollados por la asociación DEMA, o sobre las ZEPAS  (Zonas de Especial Protección para las Aves) dentro de núcleos urbanos para proteger al cernícalo primilla y sobre las características de la ZEPA denominada “Colonias de Cernicalo primilla de Trujillo” unas de las 18 ZEPAS urbanas de Extremadura que acoge alrededor de más de un centenar parejas de cernícalo primilla.
Una vez concluido el festival me queda la satisfacción de haber podido participar  en algo contribuye a poner en valor al “mical”, ya que es de vital importancia que todos comprendamos la importancia de conservarlo para que pueda seguir siendo nuestro vecino.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada