domingo, 27 de julio de 2014

Ruta de la Laguna del Barco o de Galín Gomez (Sierra de Gredos).


 
 
La pasada semana volví de nuevo a la Sierra de Sierra de Gredos, esta vez con la intención de seguir explorando y conociendo el valor ornitológico de algunas de las zonas menos conocidas del macizo occidental de la Sierra de Gredos, en esta ocasión mi objetivo eran la Laguna de Galín Gomez (también conocida como Laguna del Barco) y para el día siguiente la Laguna de los Caballeros, situada a más de 2000 metros de altitud en unos de los parajes más recónditos y menos visitados de Gredos.
Tras dejar el coche en el aparcamiento del puerto de Umbrías empecé una marcha que duraría más de 4 horas contando breves paradas para observar algún ave o fotografiar alguna mariposa o reptil. El primer tramo discurría junto a un pequeño pinar de pino silvestre donde sonaban numerosos mosquiteros papialbos y algún reyezuelo listado, según iba cogiendo altura podía divisar una bonita panorámica de prados dedicados al ganado paredes de piedra, en esos prados había zarzas y rosales silvestres de forma dispersa y fue precisamente en este lugar donde observé a 3 alcaudones dorsirrojos (Lanius collurio), un macho y 2 jóvenes del año que no paraban de emitir un reclamo "regañante" tan característico de los alcaudones.
 
 
 
Seguí subiendo y llegué a una zona de piornal con prados de montaña donde fui encontrando algunas de las especies típicas como escribano hortelano, escribano montesino, zorzal charlo y acentor común, tras un largo recorrido por una extensa zona de piornales fui subiendo de altitud y el entorno se empezó a hacer cada vez rocoso y a partir de ese momento otras aves empezaron a ser las protagonistas, ya que abundaban los colirrojos tizones, collalbas grises y pude ver dos roqueros rojos, entre las rapaces destacaron los cernícalos vulgares que son muy habituales en las áreas de roquedos que se encuentran a los lados de los valles de origen glaciar de esta zona de Gredos, también pude observar  varios buitres leonados y un joven de águila real.

 
 
 
A lo largo de esta ruta se pueden encontrar varios refugios para montañeros y ganaderos de la zona, uno de ellos es el llamado chozo de Anselmo que se encuentra a una altitud aproximada de unos 1.600 m.s.n.m.  partir de este refugio se continua por una empinada subida empedrada que discurre junto a la garganta ofreciendo un bello paisaje de cascadas y grandes cortados rocosos, a partir de esta zona es el momento de aves como  las numerosas lavanderas cascadeñas y algún mirlo acuático, también fue el lugar donde tuve las primeras observaciones de lagartija carpetana de la jornada, en total observé tres ejemplares, primero un ejemplar joven, después una hebra con unas tomalidades preciosas y por último un macho de buen tamaño  con un una coloración verde-azulada y muy reticulado de negro.

 
 
 
La observación de las lagartijas carpetanas tuvo especial interés para mi, ya que las encontré a una altitud de 1.625 m.s.n.m, una altitud bastante baja para esta especie tan típica de la alta montaña en Gredos.

 
 
Tras seguir subiendo por terrenos muy pedregosos y atravesando pequeños prados llenos de vacas avileñas, llegué un punto donde se cruza el cauce y abre un extenso valle típicamente glaciar con un prado verde por donde serpenteaba el arroyo con varios cauces secundarios llenos de agua, es lugar fue impresionante por la cantidad de aves que albergaba y entre las especies a destacar están las siguientes:
- Bisbita alpino, roquero rojo, pechiazul, lavandera cascadeña, lavandera blanca, lavandera boyera, pardillo común, jilguero, escribano hortelano, escribano montesino, zorzal charlo, mirlo común, cuervo, mirlo acuático, collalba gris, colirrojo tizón,  Acentor común.
Me llamó la atención observar andarrios chico en una ruta de alta montaña, pero viendo el hábitat, teniendo en cuenta que se trata de un ave común y que ya está con sus pasos migratorios tampoco me extraña mucho, pero la verdad es que no me la esperaba aquí.

 
 
 
 
Cerca de la laguna, en un lugar con muchas rocas encontré una alta densidad de lagartijas carpetanas, llegué a contar 17 ejemplares en un espacio de apenas 200 metros cuadrados.
 

A la vuelta, cuando estaba  llegando al aparcamiento observé 4 abejeros europeos (Pernis apivorus) que aprovechaban los últimos rayos de sol de la tarde.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada