jueves, 13 de noviembre de 2014

Noches de Anfibios

 
Las noches de lluviosas de otoño, con sus temperaturas suaves son perfectas para salir a observar anfibios, esta semana estamos teniendo algunas noches realmente buenas para coger la linterna, un chubasquero y salir a observar a estos interesantes pero a la vez amenazados animales.

Dependiendo de la zona que elijamos para hacer una de estas rutas nocturnas para observar anfibios, podremos encontrar un mayor o menor número de especies o nuestro listado de especies observadas variará igualmente dependiendo de las zonas que visitemos, los hábitats presentes y en consecuencia las comunidades de anfibios que acojan.
Habitualmente, tengo costumbre de hacer estas salidas en las cercanías de Trujillo, pero también en el entorno del Parque Nacional de Monfragüe. Como son  lugares que conozco bien, me resulta fácil escoger los recorridos que me aportarán el mayor número de observaciones o encontrarme con las especies más interesantes, bien por su escasez en nuestra zona, su dificultad para ser encontradas o por tratarse de especies con un área de distribución muy reducida.
En el entorno de Trujillo, que es donde he realizado mis últimas salidas para la observación de anfibios, podrían destacar algunas especies como el llamativo tritón pigmeo, un tritón de vivos colores que es endémico del suroeste de la Península Ibérica  y que encuentra en muchas charcas y arroyos del berrocal de Trujillo el lugar idóneo para reproducirse, gracias  a la ausencia de especies invasoras como el cangrejo americano en sus puntos de reproducción. También es posible encontrar otras especies como el sapo partero ibérico, especie de la que en los últimos años he podido encontrar varios puntos de reproducción dentro del berrocal trujillano, u otras especies como el tritón ibérico que es el más escaso entre los urodelos (anfibios con cola) de la zona o el gallipato que se llega a ser abundante y es posible encontrar ejemplar de gran tamaño que superan los 25 centímetros de longitud total.
Gallipato, ejemplar adulto de gran tamaño.
 
Gallipato
Podríamos completar la lista de anfibios de la zona con otras especies como ranita meridional, rana común, sapillo pintojo ibérico, sapo corredor, sapo común o sapo de espuelas.

Este tipo de salidas son la forma más efectiva de aprender a reconocer con facilidad un buen número de las especies que habitan nuestro entorno, pero es algo que siempre estará muy condicionado por la meteorología y la época del año en que nos encontremos.

Por ello, recientemente, a través de Iberian Nature hemos puesto en marcha unas nuevas rutas temáticas orientadas a la observación de anfibios y reptiles y contamos con una actividad en concreto, que está especialmente diseñada para hacerse por la noche, recorriendo caminos o incluso acercándonos a la orilla de charcas, especialmente cuando es el periodo de reproducción de algunas especies.


Ranita meridional

Sapillo pintojo ibérico

Sapo corredor


Sapo de espuelas

Sapo de espuelas

Sapo partero ibérico

Tritón pigmeo

 
Tritón pigmeo
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada